Un Argumento en Contra del Veganismo … Desde un Vegano (Traducción)

This article was translated from the original version at: An Argument Against Veganism… From a Vegan

El tema de comer carne puede ser bastante controversial y suele convertirse en bastante odiado. Entonces, sea que tú comas carne o no, por favor, respira profundo y relájate por un segundo.

Para los que sean veganos y estén leyendo esto, quiero ser directo en señalar mi absoluto apoyo al veganismo. Es mi primera recomendación a cualquiera que me pregunte cómo vivir una forma más amigable con el planeta. Yo como una dieta casi por completo basada en plantas; entre el 95% y el 99% de lo que como es en base a plantas.

Para las personas que comen carne y estén leen esto, por favor, lean este articulo completo antes de usar rápidamente este blog como una excusa para comer indiscriminadamente carne, que es dañino para la tierra, otras especies y para ti mismo.

Este es un argumento en contra del veganismo es por alguien que apoya fuertemente el veganismo.

Nosotros vivimos en un planeta que es el hogar de siete billones de personas, y entre esa masiva población existen muchas, muchas diferentes culturas. Algunas son vegetarianas por naturaleza, otras son veganas por naturaleza y otras comen mucha carne y productos animales. Escribo este argumento, en parte, porqué algunas personas creen que el veganismo es el único camino, sin excepciones. Eso es totalmente entendible dado la gran cantidad de horribles prácticas que están tomando lugar en nuestro actual sistema agrícola industrial.

Ahí está la industria ganadera con una falta total de respeto hacia los animales, siendo ellos seres vivientes. Los pollos son engordados tan grandes como para que no puedan caminar. Los pollos hembras son despojados de su pico apenas después de su nacimiento y los pollos machos son tirados a la basura. Los cerdos son engordados en jaulas tan pequeñas que nunca logran ponerse de pie. Las vacas nunca llegan a pastar en los campos y rara vez ven la luz del día.

Ahí está el hecho que comiendo una dieta vegana es la mejor cosa que un norteamericana puede hacer para disminuir su impacto medioambiental. Aumentar el consumo de carne es la más grande contribución en nuestro incremento de sequías y nuestro agotamiento de recursos. Una hamburguesa toma producir unos 2,300 litros (600 galones) de agua.

Ahí está la deforestación forense que toma lugar en el incremento de la soya y granos para alimentar a los animales que comemos.

Ahí está el riesgo para la salud de comer carne también. Estamos bombardeando a nuestros animales, saturados de hormonas dañinas y antibióticos; estamos haciéndonos una enorme injusticia a la raza humana.

La lista sigue y sigue de por qué debemos todos renunciar a la carne y los productos animales. Estaríamos haciendo un gran servicio a la tierra, a otras especies con la que nosotros compartimos la tierra y con nosotros mismos. Pero, existe otro lado de la historia que muchos veganos y vegetarianos frecuentemente dejamos fuera. Existen culturas de personas que comen carne y productos animales de manera tal que causan menos daños a la Tierra y a los animales que algunas dietas veganas.

Todos las dietas veganas no son creadas iguales. Yo agregaría que una persona que vive de la tierra y que incluye carne en su dieta puede tener un menor impacto ambiental que una persona que vive en la ciudad y que se alimenta de toda comida vegana que ha sido empaquetada y embarcada. Las dietas veganas usualmente incluyen alimentos que son embarcados desde la otra mitad del mundo, alimentos que son empaquetados en cubiertas que son muy intensivas en recursos (sean estas reciclables o no), y alimentos que contienen ingredientes nocivos como el aceite de palma.

Está también el hecho que incrementando tierras de cultivo para cultivar alimentos vegetales desplaza a la población animal y mata a muchos de ellos. Una dieta vegana hecho de alimentos procesados industrialmente es parecido a matar animales o herirlos de una forma u otra. Por supuesto, dietas que contienen carne pueden hacer igual todo lo anterior, y viceversa, he incluido algunos ejemplos de dietas que incorporan carne y que en realidad puede tener un menor impacto medioambiental que una dieta vegana urbana.

Pase tiempo en Luisiana y lo que encontré fue un estado con muchas personas auto-suficientes. Para muchos de ellos, el pantano es su línea de sangre y ellos viven de la tierra. Su dieta incluye lagartos, cangrejos de río, peces, conejos, venados y mucho más. Estos pantanos están llenos de vida y yo creo que cuando ellos cazan responsablemente, estas personas pueden comer una dieta más eco-amigable que un vegano urbano que compra todo empaquetado en un supermercado.

Esta la explosión poblacional de una especie de cerdo salvaje en Texas que está causando serios problemas medioambientales. Ellos son una de las mayores especies destructivas invasoras en los Estados Unidos hoy en día, desplazando a poblaciones de especies nativas, devorando cultivos y desgarrando la tierra por la que viajan. Creo que cazando y comiendo a estos jabalíes tiene un impacto ambiental mucho menor (e incluso puede que un impacto positivo) que comprando casi cualquier comida vegana en el supermercado.

Cazar venado en tu propia zona como lo hace mi amigo en Wisconsin, puede también ser menos destructivo que estando dependiendo de una gran escala productiva de cualquier comida. Estos venados viven salvajes, comiendo gras por toda su vida y sin haberse usado ningún recurso no sustentable en sus vidas. Además, teniendo que cazar sus propios alimentos, estos cazadores pueden estar mucho más conectados con su alimentación que los veganos urbanos.

La Gente Inuit vive principalmente de animales que ellos cazan y atrapan localmente. Imagine si ellos en lugar tuvieran toda su comida enviada desde tierras más cálidas donde esta pudiera ser cultivada. Esto sería mucho más dañino que estar viviendo de su propia tierra.

Estos son solo algunos ejemplos de porque argumentaría en contra de una universal aplicación del veganismo. Decir que cada persona debería ser vegano creo desacreditaría a muchas sociedades y culturas que están viviendo en armonía con la tierra en un nivel mucho mayor que muchos veganos urbanos de hoy en día.

Pero después de todo, muchas personas dirían que nosotros nos hemos convertido en una sociedad lo suficiente avanzada para saber que es inhumano comer carne. Gandhi dijo, “La grandeza de una nación puede ser juzgada por la forma que sus animales son tratados.” Estoy completamente de acuerdo. Nosotros tenemos una obligación moral a no causar ningún dolor o sufrimiento ahora que hemos aprendido que podemos vivir muy saludables vidas (aparentemente más saludables) sin matar a ningún animal. Nosotros absolutamente tenemos que practicar humanidad completa hacia todas las especies. Sin embargo, algunos podrían seguir esa línea de pensamiento y decir que nos hemos convertido en una sociedad tan avanzada que incluso solo la muerte de un animal por nuestras manos es inhumana.

Ese pensamiento, sin embargo, tiene una gran error en mi manera de pensar. Yo creo que esa idea separa la especie humana de todas las otras especies de la tierra. Está diciendo que nosotros no somos parte del círculo de la vida como otra especie lo es. Un lobo puede matar un venado, y eso es natural – pero si nosotros estuviéramos cazando un venado, muchos de ellos no lo considerarían como natural. Los humanos seguimos siendo animales, y nosotros somos parte de la naturaleza, y una parte del ciclo de la vida natural. Si, somos únicos, pero así también es toda otra especie. Nosotros no estamos por encima de todas las demás especies, o cualquier otra especie para este caso. Creo que es este pensamiento separatista el que nos ha metido dentro de los muchos problemas en los que estamos ahora. Sabemos que solo tenemos un planeta. Sabemos que todo en el planeta está conectado. Más allá de pensar en nosotros como criaturas separadas, por encima de todas las demás, creo que debemos recordar que somos animales también y que somos parte de la cadena alimenticia de la Tierra. Podemos ser depredadores y podemos ser la presa. Pero, si nosotros hemos de ser depredadores tenemos que usar nuestro conocimiento que hemos adquirido para ser depredadores éticos.

Los veganos absolutamente debemos continuar promocionando las dietas veganas y deberían persistir en ello con gran pasión. Nosotros estamos en tiempos difíciles y reduciendo el consumo de carne es algo que podemos hacer todos hoy día para reducir nuestra carga sobre el planeta y otras especies. Felicito a todos los activistas y organizaciones que están ahí haciendo campaña por dietas libre de carne. Felicito a todo aquel que está reduciendo su consumo de carne. Felicito a todos los veganos y vegetarianos.

Una recomendación que haría para veganos y vegetarianos es el ser compasivos también con todos los humanos, no solo con los animales. Vivimos en tiempos de enfrentamiento y es muy desafiante tomar decisiones éticas. No es fácil en este país el hacer lo correcto. Mucho del estilo de vida de la sociedad ampliamente aceptado pone las probabilidades en nuestra contra, para llevar estilos de vida eco-amigables con el medioambiente. Entonces, queda hacer campañas fuertes y liderar con el ejemplo; pero recordando que todas las personas tienen también sentimientos y tienen sus propias circunstancias desafiantes.

Voy a continuar comiendo una dieta en base a plantas. En realidad son muy pocos los argumentos en contra de la evidencia – a través de culturas, una dieta alta en plantas y poca en carne es lo más beneficioso para la salud. Yo solía comer mucha carne pero me detuve desde hace unos pocos años, y son muchos los beneficios que he notado. Estoy absolutamente más sano que nunca antes. Mi cuerpo naturalmente se mantiene en forma con poca necesidad de ejercicio. Me siento fantástico acerca de mí mismo conociendo que no estoy apoyando ningún negocio o práctica no ética. Estoy viviendo alineado con mi moral y mis creencias.

Vivo en San Diego ahora y esto parece actualmente imposible, para mantener éticamente o sustentablemente a una población que se alimenta de carne en esta o cualquier otra área densamente poblada. Así que, mientras yo esté aquí, probablemente no me encontrarás comiendo carne, a menos que esté bajo el muelle, pescando y llevando a casa un pequeño pez. Si me mudo fuera de la ciudad para vivir de la tierra, o si estoy en un largo viaje por un sitio salvaje, eso podría ser una historia diferente.

Todos nosotros tenemos una situación en común; por lo que haciendo lo que es correcto para ti, todas las criaturas, y la tierra en su conjunto tomarán pensamiento e ingenio. Todos podemos hacer mejoras sin importar donde estemos ahora, pero solo tu puedes decidir hacer esto por ti mismo. Para serte de ayuda, aquí están mis mejores 10 recomendaciones para hacer tu dieta más eco-amigable en relación a la carne.

  1. Come una dieta a base de plantas, que significa sin carne o hecho en base a animales.
  2. Si tu comes carne o productos hecho en base a animales, hazlo con moderación. Algunas veces por semana es suficiente. Si actualmente consumes mucha carne, empieza por tener un día a la semana donde no comas carne (como un lunes de no carne) o una comida libre de carne al día.
  3. Si tú comes carne o productos hecho en base a animales averigua que tu granjero o cazador lo obtenga localmente.
  4. Estate seguro que el animal es éticamente criado/ cosechado. Comprando orgánico ayudaras mucho con esto, pero no todo lo orgánico es igual. Las pequeñas granjas orgánicas típicamente vencen a producciones orgánicas de gran escala en calidad.
  5. Si tu comes carne o productos hecho en base a animales trata de criarlo o cazarlo por ti mismo. Empieza por criar gallina de huevos, que puede ser hecho incluso en ciudades grandes.
  6. Escoge productos lácteos y huevos sobre la carne. Esta es mucho más eco-amigable con el medioambiente de seleccionar que la carne.
  7. Elige pollos de granja sustentables sobre el vacuno y el cerdo. El pollo tiene mucho menos impacto ambiental que el vacuno y el cerdo. El vacuno es la carne más demandante medioambientalmente y generalmente la menos saludable, así que escoge esta como última opción.
  8. Usa cada parte del animal y no desperdicies nada. El hígado como la médula ósea son dos de las partes más alimenticias del animal.
  9. Haz una lista de metas y da un paso a la vez. No esté abrumado por todas las cosas que puedes querer cambiar. En su lugar, haz metas de corto plazo y de largo plazo y diviértete completarlas de la lista.
  10. Date cuenta que esto no es más costoso. Aunque esto pueda parecerlo a un ojo poco entrenado, comiendo alimentos veganos y más saludables no es más costoso. Simple comida en base a plantas, como una comida de arroz, fréjoles y verduras es mucho menos costos que la carne. Mi comida en mi casa usualmente me cuesta entre USD 1 y USD 2. Está además el dinero ahorrado en costos de salud, afiliación al gimnasio, planes de dietas y las muchas otras formas que gastamos dinero para que nos veamos mejor y que no necesitaríamos cuando tomamos control de nuestra dieta.